La Ilusión del Movimiento sólo se da con la película

La Ilusión del Movimiento sólo se da con la película: la persistencia retiniana

Una de las mayores diferencias que se aprecian entre el rodaje con película fílmica y la grabación en soporte digital es cómo se interpreta el movimiento.

Mientras que en las grabaciones en soporte digital el movimiento se graba tal y como es, en los rodajes realizados con soporte fílmico son una ilusión creada por la proyección de diferetentes tomas que producen esa sensación de acción o movimiento basado en la persistencia retiniana. Este fénomeno consiste en que las imágenes que percibimos permanecen un tiempo en nuestra retina. De este modo podríamos captar una ilusión del movimiento mediante imágenes fijas proyectadas de un modo rápido, y esto es lo que ha aprovechado el soporte fílmico para reproducir las acciones.

Si revisamos las primeras películas de cine, mudo, y en blanco y negro, podemos observar como el movimiento se desarrollaba de un modo torpe, con saltos, y esto se debe a que se rodaba y proyectaba a una velocidad de 16-18 fotogramas por segundo. Con la llegada del sonido se optó por los 24 fotogramas por segundo y con ello la visión del movimiento se convierte en practicamente real ya que desde un punto de vista perceptivo el cerebro "ve movimiento".

Es cierto que hoy existen teorías que critican la persistencia retiniana aduciendo que es algo bastante más complejo que este simple proceso, pero independientemente de la razón científica de percibir el movimiento a través de imágenes fijas lo que queremos reforzar en estas líneas es la idea de que el cine rodado con película fílmica tiene algo de "mágico" que el soporte digital no aporta.