El valor de la película en Blanco y Negro

El valor de la película en Blanco y Negro

La mayoría de los que estamos leyendo esto venimos de un mundo en color, un mundo en el que todo se reproduce cómo es y no se interpreta como ocurría hace años. En un principio los rodajes en película fílmica se realizaban en blanco y negro y por ello se creaba una sensibilidad especial que ha llegado hasta nuestros días.

A día de hoy todavía se trabaja el banco y negro y prueba de ello hemos visto como hace unos años la gran triunfadora de los Óscar era una película no sólo rodada con este soporte sino además muda, "The Artist". También en los Premios Goya hace unas ediciones la película Blancanieves era rodada en "mudo" y "blanco y negro".

Lo cierto es que el Blanco y Negro se ha convertido en una forma de transmitir la información con su propio lenguaje, por encima del paso del tiempo, de las modas y de las tendencias.

Se podría pensar que desde la llegada de la película en color todas las películas se rodaron con esta película pero es cierto que durante todos estos años ha habido excepciones que han confirmado que el Blanco y Negro no está muerto. Ejemplo de películas rodadas en Blanco y Negro cuando el color ya estaba totalmente asentado pueden ser, por ejemplo:

  • La ley de la Calle de Francis Ford Coppola
  • El Hombre Elefante de David Lynch
  • Toro Salvaje de Martin Scorsese
  • Manhattan de Woody Allen
  • Sin City de Robert Rodriguez
  • La lista de Schindler de Steven Spielberg
  • Ed Wood de Tim Burton

A continuación os ofrecemos unas líneas que definen a la perfección la idea que Kodak transmite de su película en blanco y negro: "El blanco y negro es sincero. A veces bello, a veces cruel. Revela siempre la verdad de una situación, de un sentimiento, de la fugaz permanencia de la naturaleza."